El proyecto KIERO dirige su atención, principalmente, a las familias de las niñas y niños que forman parte de otros proyectos de Krecer. Se trata, por tanto, de un proyecto transversal y complementario, que nos permite realizar una intervención más integral e intensiva.

En este curso tan diferente a otros, el proyecto KIERO se ha adaptado a las circunstancias que estamos viviendo, intentando aportar desde sus acciones y metodologías mejoras en la vida de las familias con las que trabajamos o, al menos, aportar un contexto más amable y seguro para afrontar las problemáticas del día a día.

Uno de los nuevos propósitos para este curso ha sido intensificar la atención individualizada, reforzar la orientación al empleo y dedicar más espacios para el seguimiento familiar. En un entorno cada más digitalizado y a distancia, se hace indispensable contar con conocimientos básicos de informática para realizar cualquier tramitación. Por ello, desde el proyecto KIERO, hemos querido facilitar herramientas que posibiliten la autonomía con respecto a todas estas gestiones, y acompañar en este proceso, desconocido para muchas.  

Los cambios socioeconómicos que se han gestado desde el principio de la pandemia, han generado la necesidad de intervenir con mayor intensidad en determinadas problemáticas (brecha digital, solitud de ayudas y recursos, búsqueda de empleo, vivienda…). Para ello, se han creado espacios formativos sobre estos temas de interés para las familias, a través de los cuales, se ofrecen conocimientos y orientación para abordarlos.

Por otra parte, podemos afirmar que la gestión emocional ha sido una de las necesidades más importantes que se ha potenciado desde el comienzo de esta crisis sanitaria. Por ello, los talleres grupales de “Sentirse y Cuidarse” están siendo todo un éxito, motivo por el cual se han ampliado sus plazas para que más familias puedan beneficiarse de estos espacios.

En estos momentos de incertidumbre, estos talleres son de vital importancia para que las familias puedan expresar todo lo que están sintiendo y facilitarles herramientas que les ayuden afrontar de forma constructiva todas las emociones que están experimentando.

Gracias al apoyo de la Fundación “la Caixa”, cofinanciadora del Proyecto KIERO, podemos acompañar a través del proyecto a las familias, fortaleciendo algunos de los espacios de intervención con más tiempo, dedicación e intensidad.

Aprovechamos para agradecer a todas las familias participantes en el proyecto su entusiasmo y las ganas con las que acogen las acciones propuestas. También, a las educadoras por la ilusión y energía que ponen en cada sesión. Y, de nuevo, a la Fundación “la Caixa” por ser parte de esta iniciativa.

¡¡Muchísimas gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.