Desde hace un tiempo, en la Asociación Krecer tenemos la satisfacción de ofrecer a nuestros niños, niñas y mujeres de la entidad una atención psicorapéutica individualizada; alcanzando con ello, objetivos más profundos e integrales que se escapan de las posibilidades de actividades grupales. Este curso, siguiendo la línea de mejora constante, nos hemos lanzado con un nuevo modelo de atención psicoterapeútica: hemos apostado por la terapia familiar sistémica.

Esta terapia propone como foco de intervención el núcleo familiar y los sistemas de relaciones familiares, más allá de las personas individualmente. La visión de la terapia es holística e integradora donde lo importante son las relaciones y los componentes que a partir de ellas emergen. Los roles y los comportamientos de las personas en el contexto familiar, las reglas de comunicación e interacción y las dinámicas familiares son los aspectos a trabajar desde esta perspectiva.

En Krecer, desde este servicio, atendemos a cuatro núcleos familiares, con características y aspectos en su intervención muy diversos. Con sesiones semanales, formadas por los diferentes miembros del núcleo familiar.

Apostamos porque este nuevo modelo de intervención, pretendiendo que pueda facilitar la comunicación y comprensión entre los miembros del núcleo familiar, así como, mejorar los roles y las interacciones familiares favoreciendo un espacio de vínculo y confianza.

Confiamos en que esta terapia pueda repercutir de manera positiva en las familias, así como, enriquecer nuestro modelo de intervención socioeducativo.

Con la colaboración de:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.